Cómo proteger tu casa estas vacaciones de verano

proteger casa vacaciones

Aunque este año, a causa de la pandemia, los planes se vayan a hacer de manera algo distinta, te mereces descansar y disfrutar de unas buenas vacaciones. En pleno verano, más de uno aprovechará para darse unas largas vacaciones. Y, si bien este suena al plan ideal, no debes olvidar asegurar que tu casa queda protegida antes de irte.

Sigue los siguientes consejos que puedes llevar a cabo para proteger tu casa en vacaciones y mantenerla segura el tiempo que estés fuera.

7 consejos para proteger tu casa en vacaciones

1. Pon una alarma monitorizada en los plomos o los sistemas de alimentación de tu casa. Si se va la luz, podría afectar gravemente a algunos elementos de tu casa, como la nevera. Con un sistema de monitorización inteligente podrás saber si hay algún problema y llamar para que lo arreglen, minimizando así los daños.

2. Cancela tus suscripciones al periódico y similares. No hay nada que diga que no hay nadie en casa como un montón de periódicos y correo amontonado en el buzón. Suspende temporalmente las suscripciones a periódicos y revistas que tengas mientras no estás en casa. Si tienes pensado estar varios meses fuera de casa, te conviene hacer un cambio en la dirección de entrega del correo para mantener vacío el buzón y así asegurarte de que no descuidas ninguna carta o factura importante.

3. Guarda las joyas en una caja fuerte o en un depósito en el banco. Un joyero lleno es el sueño de cualquier ladrón. Si tienes pensado dejar joyas o algún otro objeto valioso en casa, guárdalos en una caja fuerte antincendios u otro lugar seguro, como un depósito en el banco.

La mayoría de los seguros de hogar cubrirán el valor de las joyas, pero hasta un límite establecido. Si el valor de tus joyas supera ese límite, necesitarás contratar una cobertura adicional.

4. Ten a alguien que vaya y revise tu casa cada pocos días. Ya sea un familiar, amigo o vecino, deben revisar cada habitación y comprobar que no hay signos de ningún problema. Estate atento al teléfono por si te contactan en caso de que algo haya pasado. Debes encargarte de facilitarles tanto tu número de teléfono como los de los servicios de emergencia.

5. Haz que tu casa parezca habitada. Piensa en tus hábitos regulares. ¿Sueles ver la televisión al mediodía? ¿Duermes con la luz del pasillo encendida? Ajusta un temporizador que encienda tu televisor y las luces automáticamente durante un rato. Si no dispones de un sistema así, una opción más económica es comprar una lámpara de luz automática y programarla para que se encienda y apague cada cierto tiempo, dando así la sensación de que la casa esté habitada.

6. Vacía tu nevera, congelador y cubos de basura. Aunque parezca que la nevera y el congelador son sitios seguros para guardar la comida mientras no estás en casa, no servirán de mucho si dejan de funcionar (por ejemplo, a causa de un apagón). Es más seguro vaciar tu frigorífico si vas a estar un largo tiempo fuera de casa para evitar que la comida se ponga mala. Por supuesto, no puedes olvidar vaciar los cubos de basura para evitar que el mal olor se concentre.

7. Asegura puertas y ventanas. Comprueba que todas las puertas y ventanas de tu casa están cerradas, y considera instalar rejas en las ventanas de la primera planta para evitar que se abran.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías.    Ver
Privacidad