Cómo afecta el frío a la batería de tu camión

batería camión

Conforme avanza el otoño, las temperaturas bajan cada vez más, si bien este año está resultando ser más caluroso.

El frío afecta especialmente a la batería de los vehículos, ya sean coches, motos, furgonetas… o incluso camiones. Las bajas temperaturas aumentan la resistencia interna de las baterías de los vehículos y reducen sus capacidad general. Así pues, el funcionamiento consistente y la longevidad de la batería depende mucho del mantenimiento de la misma.

Ya seas un operador que acaba de invertir en su primer camión o alguien que acaba de empezar en el mundo del transporte de carretera, aquí tienes unos cuantos consejos para el mantenimiento de tu batería para el invierno.

El mantenimiento frecuente de la batería es clave

Revisar la batería de tu camión de manera más frecuente que las revisiones programadas en taller es vital. Por norma general, los camiones pasan revisiones en taller de manera menos frecuente que los coches, y si solo pasas las revisiones anuales, deberás prestar atención al mantenimiento de tu camión por tu cuenta a lo largo del año.

Tu batería puede funcionar de manera perfecta en verano, pero cuando llega el invierno, el cambio de temperatura puede hacer que falle. Comprueba el estado de tu batería, revisa regularmente el electrolito y asegúrate de que los terminales estén limpios; no confíes solo en las visitas programadas al taller.

Protégete del frío

Como hemos mencionado anteriormente, los meses más fríos son notorios por fallos en la batería. Si eres un nuevo propietario de camión, puede que no seas consciente en un principio de lo mucho que las temperaturas frías impactan en la vida útil de la batería de tu camión. En temperaturas frías extremas, la batería de tu camión puede usar hasta el doble de corriente para poder arrancar el motor.

Así que no te sorprendas si la batería de tu camión experimenta ciertos problemas cuando el tiempo es frío. Sé consciente y prepárate de acuerdo.

Usa la batería de tu camión sabiamente

Tu batería no se agota solo porque tengas el motor apagado. Recuerda, hay bastantes aspectos que pueden agotar tu batería. El cargador del móvil, la radio, el sistema de navegación, las luces… entre otras cosas, pueden consumir la batería de tu vehículo de manera más rápida.

Tenlo en cuenta, especialmente si la naturaleza de tu trabajo incluye largos viajes y descansos prolongados. Así que prescinde de todas aquellas funciones que no son inmediatamente necesarias para prevenir que consuman tu batería.

Si bien ninguna medida preventiva puede garantizar la vida de tu batería, un pequeño mantenimiento preventivo puede suponer la diferencia entre tener que lidiar con una avería inesperada o hacer un trabajo de reparación rutinario.

Es importante asegurarse de que el activo más valioso de tu negocio esté protegido. La cobertura de asistencia en carretera de los seguros de camiones no es algo que todo el mundo tenga en cuenta, hasta que hay algún problema. Esta cobertura está diseñada para cualquier camión, con servicios de avería disponibles en cualquier parte.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías.    Ver
Privacidad