Razones por las que tu seguro de coche podría no cubrirte

seguro de coche

Tu póliza de seguro de coche está diseñada para protegerte a ti y a tu vehículo cuando más lo necesitas – pero hay ciertas situaciones en las que tu aseguradora puede rechazar tus reclamaciones por daños a tu vehículo después de una colisión. A continuación, te listamos las más comunes.

1. Has incumplido una condición de tu póliza de seguro de coche al participar en una carrera o en actividades ilegales.

No solo puedes enfrentarte a una multa grave (o incluso a un tiempo en la cárcel) sino que tu aseguradora podría denegar tu reclamación e incluso cancelar tu póliza de seguro.

2. Has hecho una reclamación fraudulenta.

Los accidentes provocados y los fraudes de seguros de coche no son solo peligrosos para todo aquel envuelto en los mismos, sino que también son costosos para las compañías de seguro – y con el tiempo, un aumento de estas falsas reclamaciones puede llevar a un aumento de las primas para todo el que tenga seguro de coche.

3. La reclamación que has hecho no está cubierta por tu póliza de seguro de coche.

Algunos casos que pueden no estar cubiertos:

  • Decidiste no contratar cobertura de colisión (la cobertura que necesitas si quieres recibir una indemnización por los daños ocasionados).
  • La colisión ocurrió mientras el coche fue alquilado o prestado a otra persona.
  • Un conductor excluido (alguien a quien intencionalmente has eliminado de tu póliza de seguro de coche) estaba conduciendo tu vehículo en el momento del accidente.

4. Las reparaciones a tu vehículo cuestan menos que tu franquicia.

Si, por ejemplo, las reparaciones cuestan solo 250€ y tienes contratada una franquicia de 300€, serás tú el que deberá asumir los costes de reparación. Si esa es una cantidad demasiado alta para ti, asegúrate de revisar los detalles de tu póliza y contratar solo aquella franquicia que estés dispuesto a asumir.

5. Estabas usando tu vehículo personal para tu negocio.

Si tienes cobertura de coche personal, pero usas tu vehículo con propósitos comerciales (por ejemplo, usar tu coche para hacer repartos o usarlo para remolcaje de vehículos) y te ves envuelto en un accidente, no estarás cubierto por tu seguro. Además de una reclamación tu aseguradora podría también cancelar tu póliza por no revelar un cambio sustancial.

6. Tu póliza de seguro de coche ha sido dada de baja o ha vencido

Si tu póliza de seguro de coche ha sido dada de baja por la compañía (por no haberla pagado, por ejemplo) y sigues conduciendo tu vehículo sin contratar una nueva cobertura, no estarás protegido en caso de colisión. Además, recordamos que está prohibido circular sin seguro que brinde, al menos, cobertura de seguro de responsabilidad civil o daños a terceros.

Comparador seguros de coche

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías.    Ver
Privacidad